diciembre 2013

¡Las grandes canciones son las que necesitamos!

Por |2017-06-06T16:16:01-05:00diciembre 18th, 2013|regular|

Palosanto es el título del nuevo álbum de Bunbury, algunas teorías apuntan a que es un concepto similar al que usó Marilyn Manson en el año 2000 con su álbum Holy Wood. En lo personal no me lo parece ya que el contenido es muy distinto, sólo es parecido en el título. (Sí, pensarán que es parte de mi imaginación, pero sólo es una teoría —que ni siquiera es mía—, nada descabellada, ya que el mismo Enrique ha demostrado su admiración por Manson en varias ocasiones). Otra explicación deriva de una anécdota sobre el disco duro que en un principio contenía los primeros esbozos del álbum, luego Enrique lo llamó Holy Wood y un amigo de él hizo una mala traducción del inglés al español  dando vida a Palosanto. Este primer disco duro con las maquetas de Palosanto fue hurtado del domicilio de Bunbury con 30 canciones  sin respaldo, se tuvo que reescribir lo que quedó en la memoria. Es casi la misma historia de hace más de 10 años con el álbum Flamingos,  cuyas maquetas también fueron robadas  y que tiempo después  escuchamos en un, muy célebre, bootleg que todos conocemos. Ahora no me extrañaría que en un futuro saliera un bootleg con las maquetas de Palosanto (Aunque sé que es producto de un robo, y es algo terrible, en el fondo a los fans nos encantaría).

El diseño de arte del álbum es muy bueno —en lo personal  la tipografía del logo me parece fantástica— la fotografía es impecable así como la producción musical. El toque alienígeno es magistral tanto en la portada como en los videoclips. Enrique siempre ha sido detallista y perfeccionista en la parte musical (salvo en el arte de los últimos discos en su antigua casa disquera, EMI).

No me cabe duda que después de  bastantes discos en solitario, Bunbury ya tiene un sello personal que está muy alejado de Héroes del silencio, puede ser que esta afirmación sobre, pero este último mes he encontrado que  muchos imbéciles reclaman, en redes sociales, a Enrique no haber hecho un disco de rock. Simplemente no entiendo esa estupidez cuando tiene 16 años fuera de Héroes del silencio.

Otra cosa que, pienso, debería cambiarse es la fórmula que se ha repetido  desde el  2010 respecto a los videoclips: es la mancuerna de 700g films y su cabeza Alexis Morante. Creo que la fórmula ya está muy gastada, me la sé de memoria. Si algo le admiro a Enrique es que puede ser un camaleón musicalmente hablando, pero en cuanto a videoclips está muy estancado, espero que para el 2014, cuando se estrene el documental (atrasado desde el 2010) llamado El camino más largo,  producido por esa casa productora,  sea el final de esa mancuerna.

Antes del lanzamiento del álbum nunca se habló del contenido del disco, hubo  un hermetismo total, no se supo  a qué sonaría el nuevo álbum. Después por fotografías de la grabación vimos que se incluiría una orquesta y unas chicas con coros góspel, eso de entrada ya sonaba excitante y, obvio, también sonaba a la banda de casa: Los santos inocentes. Sin embargo, nunca se supo de qué iba el disco, hasta semanas antes del lanzamiento. Se comentó que sería un álbum dividido en dos  (a partir de aquí lo mencionaré como vinilo uno y vinilo dos) conforme pasó el tiempo el mismo Enrique iba develando de qué iba todo esto, claro que asistido por una fuerte campaña de publicidad en la que iban de la mano tanto el autor como la compañía discográfica, quienes a pocos días del lanzamiento  se llegaron a contradecir. En un principio se decía que la primer parte sería un disco social. Bueno, pues, eso de entrada me parecía simplemente espectacular, la idea era la mejor en estos tiempos donde los movimientos sociales como el #YoSoy132 y el 15-M (por mencionar algunos) están en boga. Pero ya en la primera escucha me pareció que definitivamente este primer vinilo es socialmente pobre, encontré algunas canciones en específico que, vaya, sí son sociales, pero en general están lejos de poder nombrarse social.

La segunda parte o el segundo vinilo supuestamente  hablaría de cambios, pero en este caso suena  a cambios internos, algo muy filosófico-personal. Ok. Hasta ahí bien, aunque siento que sobran varias canciones del segundo vinilo, pero pasemos al análisis canción por canción.

 

Primer vinilo:

Despierta. El primer sencillo del álbum y con la que abre el disco. El estreno de la canción y el videoclip se estrenaron al mismo tiempo así que en esta canción hubo una pequeña trampa ya que el videoclip ilustra justamente un despertar social (revelarnos contra los aliens desalmados que acaban con nosotros; sí, esos políticos que todos conocemos) la letra de la canción no va tanto en ese sentido, me parece que ésta debería ir en la segunda parte del disco, al menos musicalmente. Pero reconozco que me gustaron bastante ambos, aunque no al grado de calificar como fantástica la pieza, la guitarra es exquisita. Me parece que fue una buena elección para primer sencillo. La frase que más me gusta en el contexto social de esta canción es “Si no es alimento, que se lo lleve el viento”. Ver Videoclip http://www.youtube.com/watch?v=Ig15W89WE-w

Más alto que nosotros solo el cielo.  A mi gusto, tal vez, la peor o una de las peores canciones del álbum, para empezar hay un requinto igualito a la canción anterior y eso ya me parece repetitivo. Pocas frases a comentar o nulas, una canción positiva, pero vacía. El videoclip va de las señales de los aliens, pero de otro tipo…  Ver Videoclip http://www.youtube.com/watch?v=9nUQhsNJNRI

Salvavidas.   Es una de las tres mejores canciones  del disco. Una canción que trata sobre la madurez y  las enseñanzas de la vida. La primera de este disco que me gustaría sentir en vivo. Se escuchan los coros góspel por primera vez en el disco. Aunque existe un pero: musicalmente tiene un toque repetitivo de la canción Puta desagradecida.

Los inmortales. Una canción que ha gustado mucho, tiene punch; a mí no me encanta, pero es buena, una canción que habla sobre los ciclos. Muy malos esos eructos estilo Manson, no le quedan a la canción, están sobrados.

Prisioneros. La mejor canción del álbum, sin duda, es una  gran canción;  sí, como esas son las que necesitamos. La edad y la experiencia son las que nos hacen. Esta canción tiene al menos tres frases increíbles. ¡Bravo, Enrique!

Habrá una guerra en las calles.  La primer canción que sí me parece social, la que nos advierte del hartazgo del mundo actual, de cómo somos sustituibles en algún momento. Una canción con dedicatoria a Rajoy, ¡a sacrificar a ese gilipollas!

Destrucción masiva.  Sólo porque nos advierten que es un disco social sino pensaría otra cosa de esta rola, pero siendo así… es una canción con onda y que seguramente se escuchará muy bien en vivo. ¡Destruyamos a  esos políticos! O, mejor dicho, ¿los políticos nos destruirán a nosotros?

El cambio y la celebración… Una canción con buena letra, pero la música es pésima, digna para darnos un bajón muy fuerte en la escucha. Por la temática debería ir en el segundo vinilo.

 

Segundo vinilo:

Hijo de Cortés. Para ser concretos es una canción escrita hace un buen tiempo,  originalmente fue escrita para el disco El tiempo de las cerezas. Esta abre el segundo vinilo y es una canción bastante movida. Propone eliminar estereotipos, unirnos; dejar atrás rencores y nacionalismos sin fronteras. Una canción muy latinoamericana. Esta debería ir en el primer vinilo.

Mar de dudas. Un seductor bolero marino es esta canción, tiene todo el sonido de las caras b que suele hacer Bunbury. Pudo haber sido una mejor canción.

Miento cuando digo que lo siento. Aunque la letra es un tanto predecible esta canción es  mi segunda favorita del disco. Pasional y con verdades. Es el mejor momento de la orquesta. ¡Excelente canción!

Nostalgias imperiales. Me encanta el bajo en esta canción, pero no entendí mucho la rola en cuanto a letra, me recuerda al Aragonés errante, pero me parece un poco floja.

Plano secuencia.  Una balada triste bastante floja y con poca pasión, si tan sólo fuera un poquito mejor la música… sería mejor rola.

Causalidades. Una canción que habla de los destinos, de poner atención a las oportunidades en la vida y de la importancia del espacio que ocupamos como individuos. Una canción esperanzadora y positiva.

Todo. Esta canción es un tanto aburrida, de las que sobran, está compuesta casi con la misma fórmula de Eclipse de Pink Floyd. Mala para cerrar el álbum. Preferiría no tener que escucharla en vivo.

 

En resumen puedo decir que, sin ánimos de ser adulador, el álbum en general es bueno a secas. Tiene pocas canciones muy buenas, pocas canciones malas y la mayoría son regulares, no tiene el nivel de sus grandes discos sobre todo en las letras, es carente de grandes frases, aunque sí que las tiene, pero no muchas como es lo acostumbrado. Musicalmente es complejo y se agradece mucho la orquesta, es bella, pero se pudo explotar mucho más, así como los coros góspel, que son hermosos, pero les falta  volumen y fuerza, creo que se debió echar toda la carne al asador. Con esos elementos e incluso los coros, se debió hacer un dueto con Enrique. La banda base en esta ocasión me han parecido los sonidos algo repetitivos sin que esto implique que sean malos, he encontrado gente que me ha dicho que debería ser el último disco de Enrique con los Santos inocentes, no estoy del todo de acuerdo, pero creo que a futuro no sería una mala idea.

Pienso que Enrique debería darse un tiempo largo de vacaciones y descansar para resurgir en algo mejor, me refiero a tal vez tres años como mínimo sin giras ni discos.

Texto: Wormboy

Corrección de estilo: Sonigirl.

septiembre 2012

El explorador de las cantinas.

Por |2017-06-06T16:16:01-05:00septiembre 13th, 2012|regular|

Licenciado Cantinas By Bunbury

¡Vaya!, tarde exactamente 10 meses en escribir algo sobre “Licenciado Cantinas” de Bunbury, será que me costó mucho trabajo escribir algo en específico de este álbum o el mismo entusiasmo de que mañana tengo mi tercer concierto de esta gira  (primero de Bunbury solo y no en un cartel de festival) .

Sin duda el disco más polémico y por muchos odiado;  entiendo el porqué del odio, lo que no entiendo es que se ofendan o se sorprendan, a continuación pondré mis argumentos a favor y en contra.

Por principio de cuentas este disco tiene más o menos una década queriendo nacer, de hecho se llamaría de otra forma, el nunca concebido “El arrabal amargo” y que el concepto original era que fueran covers de canciones estrictamente mexicanas, lo de los covers se respetó íntegramente, pero la geográfica no, y creo que para bien, el disco termina siendo una recopilación de canciones no muy populares pero si conocidas en el ambiente de la cantina latinoamericana o Saloon estadounidense  y esto aunque no se diga en la casi excelente descripción que el disco se da a si mismo:

“Extraido de la cosecha musical Latinoamericana, Licenciado Cantinas es un tributo a la lírica popular regional destilada con maestría por Enrique Bunbury, ofreciéndonos un producto madurado y reposado interpretando a autores legendarios que añejan el sabor de la historia, el verdadero sabor a cantina que degusta al amor, al abandono, a la perdición, el alcohol, la redención y la muerte”


Al final me queda claro que no solo es latinoamericana porque claramente tiene alguna influencia del sur de los Estados Unidos y el álbum en su diseño hasta nos dice sus límites geográficos “De Tierra de fuego hasta Rio Grande”.

Desde mi punto de vista para Licenciado Cantinas sus mejores aciertos son los peores y es donde esta lo difícil de poder hablar de este álbum. Por un lado a mí, desde 1997, me quedo claro que Enrique no basaría su carrera en estrictamente Rock, sino solo sería “una base” para trabajar en otros mundos musicales tan lejanos como la cumbia; ¡ si ¡, esta palabra tan “prohibida” en nuestras mentes rockeras, pero justamente es donde los detractores de Licenciado Cantinas cometen el primer y básico error, no porque una sola canción del álbum sea una cumbia quiere decir que el álbum es de cumbias (Además es un cumbia con un toque de rock y que creo que , además es la que engloba el concepto del álbum solo en esa canción), dentro de sus 15 tracks hay otros ritmos como el bolero, tango, chacarera, etc.. Así que es bastante versátil musicalmente hablando.

El desatino más grande del álbum es que si por algo soy fan es por el tipo de letras que escribe Enrique y a pesar de que prácticamente las canciones de este disco para mi eran inéditas; reconozco que la grandeza de Enrique como artista radica en sus letras y al final no me siento tan identificado con estas letras y es donde me atrevería decir que a mi gusto es el peor disco de Enrique; pero vaya, me gustan todos los discos pero podría decir que es el que menos me gusta a pesar de que en cierta forma lo veo como la continuación a El Viaje a ninguna parte (2004) que para mí es el segundo mejor disco.

Dos detalles a destacar es que por un lado Enrique se enfrenta por primera vez en su basta carrera musical a estar en una disquera independiente donde teóricamente tiene mucha más libertad de creación que la que tenía anteriormente y es algo que aplaudo, que tenga los cojones para hacer esto y no ser como Maná o Luis Miguel donde nunca su música tendrá un cambio. El otro detalle destacable es que tiene a los músicos invitados ideales para el disco, pero quien se lleva el disco y ya tuve la oportunidad de decírselo frente a frente es Jorge “Rebe” Rebenaque el santo inocente encargado de los teclados en la banda, sin duda él es la estrella del álbum.

Licenciado Cantinas será un álbum que pasará sin pena ni gloria dentro de la discografía del maño. En 10 años dentro de los conciertos tal vez solo se siga tocando una o a lo mucho dos canciones de este disco.

Mis temas favoritos en orden son:

  • –  El Solitario (Diario de un borracho)
  • –  Mi Sueño Prohibido
  • –  Cosas Olvidadas
  • –  Ódiame
  • –  Pa´ Llegar A Tu Lado

Ir a Arriba